Pensión de viudedad tras separación y/o divorcio

A raíz de la entrada de ayer en el Blog, sobre el procedimiento de divorcio y separación, algunas personas habéis contactado conmigo para preguntar cómo afecta uno u otro a la pensión de viudedad; por lo que hoy comentaré como va este tema.

La pregunta en sí es, ¿Tendré derecho a pensión de viudedad si me divorcio o me separo? Bien, para responder, hay que diferenciar dos períodos:

→ Cónyuges separados o divorciados antes del 1 de Enero de 2008 y fallecimiento anterior a 31 de Diciembre de 2009:
Según se establece en la disposición transitoria 18ª del “Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social”; deben concurrir los siguientes requisitos:
a) Que entre el fallecimiento del ex-cónyuge y la separación o divorcio no hayan transcurrido más de 10 años.
b) Que el matrimonio haya tenido una duración mínima de 10 años.
c) Que concurra además alguno de estos dos requisitos: haber tenido hijos en común, o tener el futuro beneficiario de la pensión de viudedad más de 50 años.

→ Cónyuges separados o divorciados después del 1 de Enero de 2008:
Según se establece en el artículo 174.2 del “Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social”; será necesario que:
a) Sea o haya sido cónyuge legítimo, en este último caso siempre que no hubiera contraído nuevas nupcias o hubiera constituido una pareja de hecho en los términos a que se refiere el apartado siguiente.
b) Se requerirá que las personas divorciadas o separadas judicialmente sean acreedoras de la pensión compensatoria a que se refiere el artículo 97 del Código Civil y ésta quedara extinguida a la muerte del causante.

Debemos tener en cuenta que, en caso de que la cuantía de la pensión de viudedad sea superior a la pensión compensatoria, la pensión de viudedad se disminuirá hasta alcanzar la cuantía de la compensatoria.

Una excepción a estos requisitos, son las mujeres que pudieran acreditar que eran víctimas de violencia de género en el momento de la separación judicial o del divorcio. En esos casos, no se requerirá que hayan sido acreedoras de pensión compensatoria.

Independientemente de cuando se haya producido la separación o el divorcio, en los casos en que exista más de un beneficiario, la pensión se reconocerá en cuantía proporcional al tiempo vivido por cada uno con el causante, siempre partiendo del 40% para el cónyuge superviviente, o la última persona que conviviera con el fallecido.

Ejemplo: A y B son cónyuges, se divorcian, y B contrae matrimonio con C. En este caso la pensión se repartirá entre A y C, obteniendo siempre C como mínimo el 40%.

Por lo tanto, en relación a lo comentado en la entrada de ayer, vemos que a efectos de pensión de viudedad, hoy por hoy no existen diferencias entre la tramitación de la separación o el divorcio.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

18 ideas sobre “Pensión de viudedad tras separación y/o divorcio”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies