Responsabilidad por daños o lesiones causadas por un animal: ¿poseedor o propietario?


En ocasiones, tenemos que dejar a nuestros animales con familiares, amigos o profesionales porque nosotros estamos de vacaciones, de viaje por cuestiones laborales o enfermos. La duda que se plantean algunas personas es, ¿Qué ocurre si, por ejemplo, mi perro ocasiona algún daño o lesión? ¿Es responsabilidad mía como propietaria o de la persona que lo está cuidando? 

En esta nueva entrada al Blog, os explico quien responde por esos hechos y cómo deberíamos actuar. 

 

Poseedor y propietario de animales

Antes de nada, es importante diferenciar entre el propietario y el poseedor de un animal. El propietario es aquella persona a la que “pertenece” el animal (lo pongo entrecomillado porque no me gusta la expresión). Es decir, si el animal está chipado e identificado (recordad, es OBLIGATORIO), el/la propietario/a será en principio la persona que consta registrada a efectos administrativos.

En cambio, el poseedor es la persona que está con el animal. Así pues, en la mayoría de ocasiones propietario/a y poseedor/a serán la misma persona, pero cuando lo dejamos a cargo de alguien, el poseedor será esa tercera persona.

En algunas ocasiones, también podemos encontrar esta diferencia entre poseedor/a y propietario/a en animales que están en acogida o pre-adopción.

 

Responsabilidad civil

En caso de que nuestro animal ocasione algún daño o lesión, debemos tener en cuenta que quien responde por ello es el poseedor, es decir, quien lo tiene. Esta responsabilidad viene regulada en el artículo 1905 del Código Civil:

 

 

EL POSEEDOR de un animal, o el que se sirve de él, es responsable de los perjuicios que causare, aunque se le escape o extravíe. Sólo cesará esta responsabilidad en el caso de que el daño proviniera de fuerza mayor o de culpa del que lo hubiese sufrido.

 

De hecho, el Tribunal Supremo se ha pronunciado en el sentido que, la ley no se refiere al dueño, pero entiende que éste es el responsable salvo que exista algún estado de posesión o servicio del animal. Consecuentemente, es importante poder acreditar quién es el encargado de la custodia del animal.

Esto es sumamente importante en aquellos casos en los que dejamos, por ejemplo, a nuestro perro a una tercera persona que ofrece servicios como cuidador/a. En caso de ocurrir cualquier percance con el animal, tendremos que acreditar que lo tenía en custodia esa tercera persona para poder desvincularnos de una hipotética reclamación judicial o extrajudicial.

 

Responsabilidad del propietario

La cuestión que nos planteamos también es, si el poseedor y el propietario no son la misma persona, ¿puede responder de algún modo el propietario?

Bien, esto nos lo podemos plantear en aquellos casos en los que podría existir negligencia en la cesión de la posesión del animal, cuando dejamos a, por ejemplo, nuestro perro al cuidado de una persona que podía preverse descuidada en la vigilancia del animal.

 

Responsabilidad de cuidadores de animales

En caso de decidirnos a dejar nuestro animal a cargo de una persona que ofrece sus servicios como cuidador/a de animales, mi consejo es dejar por escrito este hecho. Ya no sólo por los daños o lesiones que eventualmente pueda ocasionar el animal, sino también por cualquier cosa que pudiera ocurrir con éste.

 

Seguros de responsabilidad civil

Para finalizar, me gustaría comentar también algo que muchas personas me habéis preguntado y es si los seguros del hogar se harían cargo de los daños o lesiones producidos por nuestros animales.

Para poder dar una respuesta lo más correcta posible, tendríamos que ver las cláusulas de las diferentes compañías de seguros. Ahora bien, a modo general, informaros que las compañías suelen incluir la cláusula tipo: “Cualquier animal que vive en compañía del Tomador en la vivienda asegurada y cuya tenencia sea legal, y además no sea utilizado en actividades profesionales o empresariales.”

Así pues, si el animal está en posesión de quien no es el propietario, la compañía de seguros podría desvincularse de una reclamación económica por responsabilidad civil.

 

Si tienes cualquier duda, puedes contactar conmigo. Y recuerda, si te ha resultado útil, comparte la publicación, por favor. ¡Gracias!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

2 ideas sobre “Responsabilidad por daños o lesiones causadas por un animal: ¿poseedor o propietario?”

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies