0

La suspensión de las penas de prisión

2 Flares Filament.io 2 Flares ×

¿Qué es la suspensión de las penas? ¿Cuándo se aplica? Son varias las preguntas que nos podemos plantear respecto a este tema; y es que en ocasiones escuchamos en los medios de comunicación o a gente de nuestro entorno decir “no entrará en prisión, porque la pena es de menos de dos años”, pero, ¿Siempre ocurre lo mismo en esos casos?

La respuesta es no. La suspensión de la pena se decide por parte de un juez o tribunal.

Vayamos por partes, en primer lugar debemos tener claro que la suspensión de la pena es uno de los mecanismos establecidos en nuestro ordenamiento jurídico para que la persona no tenga que entrar en prisión.

Pero, ¿qué requisitos deben cumplirse para que el juez acuerde la suspensión?
El primero y más importante es que la pena de prisión no sea superior a dos años; así pues, si la condena es de dos años y un día, no se suspenderá.
En segundo lugar, no debe tener antecedentes penales. Es decir, si ha sido el primer delito por el que se le condena, podrá acordarse, si ha sido condenado por más de un delito, no se podrá suspender. Es importante tener en cuenta que no se computan ni condenas por delitos imprudentes ni aquellos antecedentes penales que hayan sido cancelados o puedan serlo.
En tercer lugar, y desde mi punto de vista el que puede conllevar más problemas porque mucha gente no lo tiene en cuenta, es que el condenado haya pagado las responsabilidades civiles derivadas del delito al que ha sido condenado. Es decir, si a una persona se le condena como autor de un delito de lesiones, estableciendo que debe abonar una indemnización (responsabilidad civil) de una cuantía determinada, si no abona dicha cuantía le podrá perjudicar de cara a la suspensión de la pena. En este punto, hay una excepción, y es que el condenado declare que le es imposible el abono de dicha responsabilidad civil, para lo cual se deberán aportar las pruebas oportunas que lo acrediten, y siempre quedará a criterio del Juez.

En caso de cumplir todos los requisitos, el juez o tribunal puede decidir dejar en suspenso la pena, para lo cual deberá dictar resolución motivada, y siempre teniendo en cuenta si la persona condenada tiene otros procedimientos penales abiertos (ya sea en fase de instrucción o a la espera de juicio) o si puede ser peligrosa.

¿Durante cuánto tiempo se suspende la pena?
Dependerá del delito cometido. En caso de tratarse de penas leves la suspensión será de tres meses a un año, y en el resto de casos de dos a cinco años. Así pues, el juez (o tribunal) puede decidir que se suspenda por dos años, por tres, etc., siempre teniendo en cuenta las circunstancias del condenado, el delito cometido y la duración de la pena.

Y, ¿qué conlleva esta suspensión?
Para que nos entendamos, podríamos definirlo como “un compromiso de no delinquir”. Si la persona tiene suspendida la pena durante por ejemplo tres años, no puede cometer ningún delito durante ese tiempo. En caso contrario, la suspensión queda sin efecto y deberá cumplir con la pena que estaba suspendida (entrada en prisión) y con lo que se le imponga del nuevo delito, teniendo en cuenta las consecuencias de ello (como por ejemplo la no posibilidad de suspender la nueva condena).

Es importante tener en cuenta también que en ocasiones el juez puede condicionar la suspensión a diferentes obligaciones, como pueden ser prohibiciones de aproximación, y participación en programas, entre otros.

A todos los requisitos comentados en esta entrada hay dos excepciones, y es en los casos que la persona condenada padezca una grave enfermedad incurable, para lo cual se valorarán otros términos. Y, por otra parte los casos de comisión de delitos a causa de dependencia a determinadas sustancias, en cuyo caso se podrán suspender las penas de prisión no superiores a cinco años, siempre que se esté bajo tratamiento o deshabituado.

2 Flares Twitter 0 Facebook 1 Google+ 1 LinkedIn 0 Buffer 0 Filament.io 2 Flares ×

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.